. exhibiciones .

 

 

"¡Viva la Tipografía!"

Juan Carlos Romero

 

 

inauguración : jueves 25 de septiembre · 19 hs

cierre : jueves 30 de octubre

 

 

Un relato tipográfico

por Claudia Kozak

 

Existen muchas formas de interrumpir el artefacto urbano. La interrupción tipográfica, entre otras variantes, puede darse de la mano del cartel o afiche que se presenta fuera de lugar. Ni señal de tránsito, ni afiche publicitario. En 1830 una joven neoyorkina –nos dice algún libro que se llamaba Martha Clemens, aunque su nombre poco importa– recortaba letras de volantes y carteles para reagruparlas en indecencias que le hicieron valer un proceso judicial. Más cerca, en la ciudad de Buenos Aires, alguien suele atar unos carteles artesanales realizados en cartulina (plastificada tal vez)  al tronco de un árbol que a su vez soporta el peso de ser parada de colectivo; alguien más pega enormes letras blancas sobre negro en el lateral de un puente que atraviesa una avenida de tránsito rápido. En el medio de tan extenso abanico de tiempo y espacio, una lista de hitos reconocidos en la historia del arte sería posible de trazar. Incluiría géneros –poema tipográfico al aire libre, revista mural–, y movimientos (dada, poetismo, letrismo, entre otros). Pero se trataría también de la historia de un olvido: el del acontecimiento que contuvo a cada manifestación haciéndola parte de un relato más que de un manual de historia, el de la indiferencia de una mirada que en  la mayoría de los casos, es probable, la rodeó ciegamente.

Mirada indiferente y sobreexposición visual forman parte del mismo juego en la ciudad artefacto. Ya no miramos, no queremos mirar más, de tanto que se impone a la mirada. Y no creamos que esa invasión –o tal vez mejor: invisión– le pertenece sólo a la actualidad o le ha pertenecido a lo sumo al siglo XX. Desde que la tecnología de impresión de carteles lo permitió en el siglo XIX, hubo sobreabundancia de afiches publicitarios que llegaron a tapar las fachadas casi completas de las casas de las grandes urbes. Era más o menos frecuente en aquella época que los ilustradores de periódicos o revistas parodiaran semejante desajuste –ejemplo de 1836 tomado de Le Charivari, diario político ilustrado editado en Paris: un hombre que para salir de su casa tiene que rasgar el papel del afiche que le cierra el paso–. La diferencia que impone nuestra época, con todo, es que ya casi nadie toma la invisión cotidiana como objeto de parodia o de relato, a pesar de lo mucho que en apariencia se pueda hablar del asunto. En líneas generales, simplemente, dejamos hacer. Y sin embargo, aquí estamos frente a los afiches de Juan Carlos Romero.

Buenos Aires, septiembre de 2008. Convocados a reunirse luego de haber vivido separados más de cuatro décadas, los afiches de Juan Carlos Romero establecen un relato tipográfico que entrama nuestra historia violenta con la violencia del emplazamiento tecnológico que los reserva casi a objeto de anticuario. Una técnica ya casi en desuso, practicada por algunas pocas imprentas tipográficas que en épocas de offset y digitalización insisten en filiaciones anacrónicas, sirve de marco y puntal para una torsión del hábito urbano. Aunque se muestren encerrados, adentro, la vocación de estos afiches es el afuera y lo abierto. Hayan sido exhibidos en galerías o pegados en la calle, en realidad siempre apuntan al revés del ropaje urbano. Desde el afiche sindical que señala en su disposición poético-político-visual una AVANZADA del arte sobre la calle hasta la VIOLENCIA como sendero y muro contra el que nos topamos. Desde esas cuatro palabras quebradas –DESOCU, EXCLUS, MARGIN, EXTINC– que se van dando lugar unas a otras para construir el mapa de nuevas formas de desaparición hasta la incisiva repetición del TERROR. En sentido cronológico corresponden a producciones espaciadas en el tiempo; en su confluencia adensan la mirada sobre la visualidad urbana corriente. No estaría nada mal despertar una mañana con la ciudad empapelada de esta manera.

 

 

[ bajar catálogo de la muestra en .PDF ]

[ bajar catálogo de la muestra en .PDF ]

 

(8 páginas a color)

Diseño Gráfico: Christian Carbone

 

 

 

 

Texto escrito por Juan Carlos Romero

Buenos Aires 18-09-08

 

En 1969 estaba una agrupación sindical telefónica y tuve que encarar la gráfica para la publicidad electoral, entonces nos enteramos que había imprentas tipográficas que hacían afiches baratos. Fuimos con Guillermo, otro compañero, a la imprenta Serantes, que queda en la calle defensa, a seis cuadras de Plaza de mayo. Las tipografías fueron apareciendo en tipos de madera, en distintos “cuerpos” y familias tipográficas. Se hicieron tres afiches distintos. No ganamos las elecciones.

Pasaron los años y en 1972 formaba parte del Grupo de los 13 y Glusberg me invitaba a exponer en los tres pisos de CAYC, mí muestra se llamaría “Violencia”. Busco una nueva imprenta y en la calle San Martín, también a pocas cuadras de Plaza de Mayo, estaba La Familia Italiana, una imprenta tipográfica que fue la más importante de esa época en Buenos Aires. Edito un afiche de 70 x 100 cm, con la palabra Violencia y en el segundo piso de CAYC, ya en 1973, tapizo las paredes y el piso con los afiches en un soporte de cartón. Al año siguiente encargo dos afiches más para un sindicato de artistas y un gremio de profesores de las escuelas de arte de Buenos Aires. En 1975 pido una edición de “medios afiches” de 50 x 70 cm para hacer un libro de artistas que terminó en 1976 y no muestro hasta el año 1983.

Pasaron los años de plomo y retomo las práctica de imprimir nuevos trabajos, ya habían desaparecido las imprentas tipográficas del centro de la cuidad y en mi búsqueda de imprentas de este tipo descubro que hay una en cada uno de estos lugares: Quilmes, Avellaneda, Lanús y la Tablada, que trabajan para cubrir en gran parte, los anuncios de bailantas en los suburbios de Buenos Aires y en el resto del país.

En estos días, conversando con el dueño de la imprenta Pucara de La Tablada, me entero que había comprado los tipos de madera de a la imprenta La Familia Italiana cuando esta dejó de imprimir. Acaso existía la posibilidad de que los tipos que utilicé en 1974, hayan sido los mismos para mis afiches de 2008.

Los tipos de madera y las “xilografías industriales”, el negro de la tinta de impresión con su particular olor y el papel blanco, me producen un intenso placer que me hace suponer que es el mismo Gutemberg, en 1499, en que con sus tipos móviles hacía la primera impresión tipográfica.

 

 

 

 

Referencias Profesionales de Juan Carlos Romero

Nace en 1931, en la ciudad de Avellaneda, Provincia de Buenos Aires. Egresa como Profesor Superior de Grabado de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Nacional de La Plata, donde ejerce la docencia en el Departamento de Plástica como profesor de Grabado y en el de Cine en Teoría del Arte hasta el año 1975. Desde el año 1956 participa en numerosas muestras individuales y colectivas tanto en el país como en el exterior en grabado, fotografía y distintas expresiones visuales como ambientaciones, instalaciones, performances, arte correo, poesía visual, libros de artista y otras formas de arte no convencional.

Obtiene más de quince premios contando entre los más importantes el Gran Premio de Honor de Grabado del LXIII Salón Nacional de Artes Plásticas, el Premio Naciones Unidas en conjunto con el Grupo de los Trece en Yugoslavia y el Premio Experiencias de la Asociación de Críticos de la Argentina en conjunto con el Grupo Escombros. En 1997 obtiene el 1º Premio del V Salón de Dibujo de Santo Domingo y en 1999 el 1º Premio Joan Brossa de Poesía Visual en España.

Integra distintos grupos de gráfica, experiencias visuales y acciones grupales de intervención pública entre los que se encuentra Grupo de Gráfica Experimental, Arte Gráfico Grupo Buenos Aires, Grupo de los Trece, Grupo Escombros y Grupo 4 para el 2000; por último, forma parte del grupo La Mutual Art-gentina. Actúa como Curador y luego como Director del Museo de Telecomunicaciones; Director de la Escuela de Artes de Luján y asesor en arte en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires. Forma parte de jurados en diversas oportunidades en concursos docentes en las Universidades Nacionales de Tucumán, Rosario y La Plata, así como en Salones de Artes Plásticas nacionales, provinciales y municipales.

Es docente en la Escuela Nacional de Bellas Artes Prilidiano Pueyrredón y la Escuela Superior de Bellas Artes Ernesto de la Carcova y del Instituto Universitario Nacional de Arte. Dicta seminarios en instituciones universitarias del país y coedita Observador Daltónico (la primer revista en el país en CD ROM) y las revistas de poesía visual La Tzara con Hilda Paz y Vortex junto a Fernando García Delgado.

En octubre de 2008 dictará el curso “El Objeto en las Artes Visuales Contemporáneas” en la Barraca Vorticista; [ haga click p-ver informes ]

 


NOTAS DE PRENSA SOBRE LA MUESTRA

"La palabra a contrapelo" por Luis Espìnosa · publicado en Ramona

 


PRENSA DE ARTE: Victoria Piazza . 15-5814-0638 / piazzavictoria@gmail.com


CIERRE DE LA MUESTRA

jueves 30 de octubre, 19 hs

 

Estados Unidos 1614

Barrio Montserrat, Buenos Aires

Te.: (54·11) 4304·8972

info@barracavorticista.com.ar